Entrevista al fotógrafo David Rocaberti

  • 0
David Rocaberti2

Entrevista al fotógrafo David Rocaberti

“La fotografía tiene la capacidad de congelar para siempre un instante determinado”. El fotógrafo David Rocaberti nos traslada al mundo de la fotografía en tan solo unos segundos.

¿En qué momento y por qué decidiste dedicarte a la fotografía?

La verdad es que no sabría decir si yo encontré a la fotografía o la fotografía fue la que me encontró a mí. Andaba bastante perdido, sin ninguna vocación y de repente me sentí profundamente atraído por una disciplina que no me importaba dedicarle todo el tiempo que fuera necesario. No pasó mucho tiempo para que me diera cuenta de que debía formarme académicamente y decidí hacer un Máster en fotografía, diez años después de acabar en la universidad.

A lo largo de tus numerosos proyectos han terminado por denominarte “el coleccionista de luz”. Tras este apunte, ¿nos podrías explicar que significado trae para ti este concepto? ¿Buscas la esencia de las cosas a través de esa luz o sencillamente te gusta jugar con tu cámara y las luces de cada momento?

El término “El Coleccionista de luz” surge en la prensa a raíz de una exposición que tuve en el Palacio de Pimentel de Valladolid en mayo y junio del año pasado. Francamente, me pareció un tremendo halago y un símbolo de todo el cariño que recibí durante ese periodo. Creo que todos los fotógrafos somos en gran medida coleccionistas de luz, ya que por un lado somos nosotros los que elegimos la que captamos, es decir su esencia y por otro lado cuando la captamos, ya que decidimos jugar con la luz de un momento dado, o esperar a tener las condiciones que queremos.

¿Qué es para ti la fotografía? ¿Una forma de expresarte, un método para recordar…?

Es un poco las dos cosas. La fotografía tiene la capacidad de congelar para siempre un instante determinado. Ese mismo instante puede, y de hecho debe servir para evocar sentimientos por medio de ese lenguaje universal que toda imagen lleva consigo.

David Rocaberti

Los avances tecnológicos han provocado grandes cambios a la hora de hacer fotografía. ¿Qué opinas al respecto? ¿Te gusta más la fotografía digital o la analógica?

Vivimos en un mundo que cada vez consume más imágenes y la realización de la mismas está al alcance de un público cada vez más numeroso. El “boom” de la fotografía digital ha hecho que captar imágenes sea una actividad cotidiana para millones de personas. Por otra parte, tanto la fotografía digital como la analógica tienen sus ventajas e inconvenientes, pero he de decir que lo verdaderamente importante no es el medio sino el producto final. Creo que cada uno debe trabajar con el método de trabajo que le sea más cómodo, pero al fin y al cabo, lo importante es el resultado que se obtiene con él.

El próximo 14 de febrero, participarás en el evento destinado a la Fundación Menudos Corazones ¿Qué esperas de este evento?

Espero un éxito arrollador; la causa sin duda lo merece. Desgraciadamente, en esta sociedad en la que vivimos, la de los recortes en temas en los que nunca deberíamos haber permitido que se produjeran, estas iniciativas son realmente necesarias tanto para la recaudación de fondos para las personas afectadas, como para la labor de concienciación acerca de los problemas de salud que desafortunadamente éstas padecen.

¿Conoces a la Asociación Conciertos Solidarios?

La verdad es que conocí a la asociación no hace mucho, a través de un reportaje en televisión. La base de todo me parece realmente brillante: ayudar a los más necesitados a través de la difusión de la cultura.  Sin duda, nos hacen falta más iniciativas de este tipo y estoy deseando acudir al próximo evento organizado el próximo 14 de febrero, para ver de primera mano la puesta en marcha de esas ideas brillantes.


  • 0
10918921_882382798462914_7363283406364837192_o

Entrevista a Carlos Melchor

¿Qué es lo que te ha hecho adentrarte en el mundo de la fotografía?

Desde pequeño siempre me atrajo la fotografía. Nunca me planteé dedicarme a ello de forma profesional. A los 23 años, mientras acababa la carrera, empecé a trabajar como mozo de almacén.  Con mi primer sueldo me compré una Minolta analógica en “Galeote”, en el Callejón de Preciados.  Hacía mis pinitos y gastaba parte de mi escueto sueldo en carretes, aunque la mayoría era fotografía de viajes y poco más. Después pasó mucho tiempo sin coger la cámara. A raíz de la muerte de mi padre hace unos años, algo me removió. Y comencé a dejar salir de nuevo el deseo de crear. Vendí todo mi equipo analógico para adentrarme en el mundo digital con la intención de especializarme en este tipo de fotografía de eventos escénicos.

Cuando se ve tu portfolio se ve un claro camino hacia el mundo artístico, la danza, la música, los escenarios, un tira y afloja entre lo drástico del rock y lo bohemio del ballet…¿Se trata de una pasión oculta hacia ese estilo de vida o sencillamente te gusta captar la esencia del arte y sentimientos puros en el aire?

Siempre me ha gustado todo lo relacionado con las artes escénicas, pero sobre todo con la música. Creo que todo lo que he hecho y estudiado en mi vida laboral (y personal) está de alguna forma conectado con la música. Tenía muy claro hacia dónde quería dirigirme.

Para mí este tipo de fotografía (deportiva, escénica, periodística) es mucho mas expresiva, dinámica y en ocasiones compleja, en mi opinión que otras especialidades. Me gusta captar expresión y sentimiento, como dices. En estas fotos es una cosa de dos. Del artista que se expone y del fotógrafo que intenta captarlo.

Existen demasiadas definiciones acerca de la fotografía, unas más técnicas y otras más trascendentales, pero cada fotógrafo es un mundo ¿Qué es para ti tu fotografía?

Para mí la fotografía es vida, diversión, e historia. En mi entorno familiar a penas se hacen fotografías a no ser que lleve yo la cámara. Yo insisto en que cuando alguien se va lo único que nos queda son las imágenes que tenemos de ellos. Incluso cuando un niño crece, a veces uno tira de aquellas fotografías o vídeos de cuando comenzó a andar, etc. Por eso siempre le digo a los que me rodean que hagan fotografías, que hagan muchas fotos.

14711087_10210853667327949_8847917551184863535_o

Esta pregunta es más concreta ¿Qué tratas de captar en cada una de tus imágenes? ¿Cómo defines si una de tus imágenes es mejor que otra?

En realidad, cuando sales de un evento, creo que uno sabe qué fotografía es la “elegida”. Cuando disparas con la cámara, hay un momento en el que tu mente te dice, “la tengo”. Esa que tiene todos los elementos necesarios para destacar sobre las otras. Composición, luminosidad, equilibrio, y sobre todo expresión. Con los años comprendía que la nitidez no es tan importante como otros elementos. Hay eventos en los que no consigues una fotografía así, con todos los elementos necesarios, y sales algo frustrado. Me suele pasar a menudo, jajaja.

Has colaborado con alguna asociación de manera voluntaria en diversos eventos ¿Cómo ves que hoy en día se intente “cambiar el mundo” sin pedir nada a cambio?

Bueno hoy en día, y como siempre ha sucedido, habrá personas que necesiten dar sin esperar recibir, y otras a las que les mueva otro tipo de necesidades o impulsos algo más individualistas. Lamentablemente, hay algunos de estos últimos, que no tienen escrúpulos, y sólo les mueve el ansia de poder y de dinero, creando un sector en total desventaja y desabastecido. Todo depende de la experiencia de cada uno. Hay algunos que se sienten satisfechos y agradecidos con poco, y otros a los que nada les satisfará.

Precisamente el próximo 16 de Diciembre estarás en el Colegio María Corredentora cubriendo uno de los eventos sociales de lo que acabamos de hablar. ¿Podrías decirnos qué opinas acerca de este evento?¿Que esperas de él?

Cualquier evento que sea solidario me parece perfecto, pero si el público es infantil, me parece entonces fantástico. Creo que los niños es el sector más desfavorecidos en general debido a su inocencia e indefensión. Cualquier movimiento que se lidere a favor de los niños, me parece perfecto. En este caso concreto del evento en el colegio, espero que sea una mañana en la que los artistas hagan pasar un buen rato a los chavales, les saquen una sonrisa, y en mi caso, pueda plasmarlo con mi cámara.

16122016-_CMO0250

¿Conoces Conciertos Solidarios?

Por supuesto. Desde hace años llevo colaborando siempre que puedo con ellos, y hasta ahora he de decir que soy consciente de la ayuda que prestan. En concreto recuerdo a una familia en situación de exclusión y a punto de ser desahuciada.  Mediante el cumpleaños solidario que Irene y demás compañeros prepararon, y el dinero recaudado, consiguieron que al menos la familia pudiera comer durante un mes.

Yo estoy encantado con ellos. Tienen muchísimos recursos, y no precisamente económicos.