Entrevista a la artista peruana Nelly Bullón

  • 0
WhatsApp Image 2017-06-03 at 10.17.09 PM

Entrevista a la artista peruana Nelly Bullón

Desde niña tienes una especial vinculación con la música, ¿recuerdas como surgió?

Recuerdo que me fascinaba cantar, tendría al rededor de 4 años, me paraba frente al espejo de cuerpo entero del ropero de mi madre y ahí cantaba. Tan apasionada con el tema estaría que un buen día mi madre descubrió que desaparecían sus anticonceptivos… y es que yo al pararme frente al espejo a cantar tomaba una pastilla… me hicieron un lavado estomacal… jajaja… Dejé de tomar pastillas, pero nunca de cantar! Y bueno, siempre cantaba en el colegio, en las celebraciones familiares, que tenemos muchas anécdotas divertidas…

Además de poner tu voz, tocas la guitarra.  Por ello, ¿qué lugar tiene la música en tu vida?

Siempre dije que si en el colegio me hubieran enseñado Geografía con canciones la hubiera aprendido… A los 16 mi hermana ganó una beca para aprender a tocar guitarra y como ella vivía en otra ciudad me la dieron a mí, así es como aprendí a tocar guitarra y al fin podía acompañarme a cantar que era lo que me encantaba. Durante años toqué y canté en el coro parroquial. Estoy segura que gran parte de mi vida es la música, el cómo expresarme a través de las letras de las canciones, siento desde lo más profundo de mi ser cuando canto, aunque cada historia contada en ellas no esté necesariamente vinculada a mi propia historia. Disfruto cantando y sintiendo. Vibro con ello.

WhatsApp Image 2017-06-03 at 10.16.24 PM

A parte de la música, ¿existe algún otro hobby especial para ti?

Siiii… Leer, escribir, caminar por la playa, la artesanía. Todo, cuando le toca su turno, es intenso…

¿Qué planes tienes para el futuro?

La vida me da una nueva oportunidad de aprender, lo cual me ilusiona mucho!… esta vez, envuelta en papel de regalo, una formación intensiva en Bio-Magnetismo y Masajes en Suiza y por eso mi paso por Madrid.  Llegan cosas nuevas y buenas para desarrollar… aparte de seguir cantando y encantando…, aparte de continuar haciendo y enseñando artesanía. Todo tiene su tiempo bajo el sol…

El próximo 18 de junio participarás en un acto organizado por la asociación Conciertos Solidarios a favor de la ONG MADES, ¿Qué te impulsa a participar?, ¿sueles colaborar con este tipo de iniciativas?

En la medida que puedo sí, colaboro con iniciativas de desarrollo, de apoyo a quienes más nos necesitan. Me pareció oportuno aprovechar mi paso por Madrid, de manera que conversé con Joaquín y le lancé la idea y aquí estamos… todos subidos en el mismo barco… =)

¿Cómo surgió tu vinculación con MADES? ¿Cómo y dónde conociste la Asociación?

Hace 13 años, como un proyecto personal, formé una empresa de artesanía, con la intención de ayudar a personas de bajos recursos económicos, tenía mi taller en Pimentel (Balneario de Chiclayo-Perú) y a través de un amigo jesuita conocí a Joaquín Salvador de la Asociación Mades Hispanoamérica. Mi problemática era que no había mucha gente dispuesta a aprender la técnica de teñido que quería enseñar en Pimentel y así fue como decidimos con Joaquín unir esfuerzos capacitando a pobladores del Centro Poblado Saltur  (lugar de su Centro “Corderitos de Jesús”) y dándoles oportunidad de conocer esta técnica artesanal y a algunos de trabajar con nosotros.  Instalados en un área que nos proveyeron como taller, trabajamos en este sueño, ahora puesto en pausa…

¿Sueles colaborar con este tipo de iniciativas?

Sí, desde adolescente, en grupos parroquiales, en programas para jóvenes y luego, cuando tenía 22 años trabajé en un proyecto de desarrollo para proveer de opciones a los damnificados del fenómeno de El Niño del año 1983. A partir de ese momento lo tuve más claro aún y descubrí cuánto quería apoyar desde la trinchera que estuviera. 

¿Conoces la Asociación Conciertos Solidarios?

La he conocido a raíz de esta oportunidad con MADES. Me encanta!!! Y celebro y felicito a quienes están involucrados y a través de la música y otras actividades consiguen mover corazones y apoyar al otro. Ahora vamos por el proyecto de desarrollo de MADES en Perú, mi país. Gracias por su esfuerzo!!! Y nunca, nunca se cansen!!!

importante MADES DOMINGO 18


  • 0
foto Bolivia

Entrevista a Joaquín Salvador, ONG MADES

¿Cómo surge vuestra Asociación MADES y a qué os dedicáis?

MADES surge en el año 2001, por la inquietud de su fundador, que desde muy pequeño siempre soñó con llevar a cabo actuaciones encaminadas a favorecer a otras personas que, bien por su realidad social o bien por su localización geográfica, no tuvieron las oportunidades de alcanzar desde una buena educación hasta poder realizar sus ambiciones personales. MADES, si la tenemos que definir en líneas generales, se dedica a la ayuda humanitaria. Nuestra asociación integra una palabra que es clave; Mantenimiento. Un mantenimiento en la educación, en el desarrollo y en la solidaridad. (MADES-asociación para el mantenimiento del desarrollo, educación y solidaridad con hispanoamérica-) Hacemos un proyecto pero para quedarnos y profundizarlo. No nos vamos. Y es ahí donde sientes que ejerces cambio, pues la realidad es que las cosas no se consiguen de hoy para mañana sino que se hacen a lo largo de un proyecto de vida y esto es lo mismo. Llevamos el desarrollo y sostenimiento de dos centros, uno en Perú, Centro Comunitario MADES, centro integral en educación y salud, localizado en el Centro Poblado Saltur, Chiclayo, Lambayeque y otro en Bolivia, Centro de Acogida Infantil “Adrián W. Paz”, centro para niños huérfanos o abandonados, en el pueblo de Vilacaya, Potosí.

¿Quiénes estáis detrás de MADES?

Personas normales y corrientes que tenemos en común ser todos voluntarios. Lo componen amigos, conocidos, socios, que participan con su tiempo, su trabajo, su esfuerzo, sus conocimientos, su donación económica, para la realización -preparación, desarrollo, finalización, mantenimiento y seguimiento- de proyectos de ayuda al desarrollo en zonas deprimidas de Hispanoamérica. Me gustaría mucho reconocer a todos ellos porque es complicado ofrecer parte del tiempo que uno tiene de forma generosa en nuestra sociedad. Esas personas además luchan por conseguir fondos, ayudas, contactos sin haber conocido, muchos de ellos, in situ los centros que disponemos, es decir luchan sin tener contacto con la gente necesitada y eso creo que hace más difícil la razón de ser voluntario. Al fin y al cabo los que estamos en primera línea aun recibiendo los sinsabores de las administraciones, al menos recibimos la reconfortante sensación de ayudar directamente.

¡Todo es voluntario! ¡Enhorabuena! ¿Cómo pueden hacer nuestros lectores para colaborar con MADES?

De varias formas y muy sencillo:

  1. Contactando con nosotros y conociéndonos directamente donde les explicaremos todas nuestros proyectos.
  2. central@mades.org
  3. Tf. +34-667414654
  4. …y apoyando en las diferentes actividades que organizamos en España.
  5. …o siendo voluntario en nuestros proyectos en el exterior.
  6. …también colaborando económicamente con nuestros proyectos, bien haciéndose socio periódico o extraordinario.
  7. …y cómo no, apoyando directamente y en la difusión de las campañas y actividades periódicas que hacemos y anunciamos a través de nuestras redes sociales, por donde nos pueden conocer día a día:
  8. www.mades.org
  9. Facebook; @MADES.ORG
  10. Twitter: MADES_ONG
  11. Instagram: MADES_ASOCIACION

Sabemos que vuestra ONG actúa en Hispanoamérica, pero, ¿podéis contarnos con más detalle en qué zonas actuáis y qué hacéis exactamente?

Como hemos dicho tenemos dos centros que, siguiendo nuestra filosofía, se trata de mantenerlos y hacer un seguimiento continuado de sus actividades para conseguir pequeños avances a lo largo de tiempo. Nada se cambia de hoy para mañana. Uno en Perú en el Centro Poblado Saltur, Chiclayo, Lambayeque. Inició su actividad en el año 2004-05. Anteriormente llamado Comedor “Corderitos de Jesús” luego pasó a denominarse Centro Comunitario MADES. Centro integral en educación y salud. Sobre el comedor que inicialmente dio origen al centro, en él se han realizado a lo largo de doce años muchas actuaciones; comedor materno-infantil a través del cual se han impartido muchas raciones de comida para familias de muy bajos recursos. Aula de biblioteca, donde se apoyó diariamente a los estudiantes de los colegios en sus tareas escolares, se dieron conferencias-talleres sobre liderazgo, derechos y obligaciones familiares, planificación familiar, sexualidad, maltrato y violencia de género y familiar, etc. Aula de computación, donde pasaron clases de informática los colegios además de cursos que se impartieron directamente, a través de apoyo de universidades, para adultos y jóvenes. Aula de Jardín de Infancia, para niños de tres a cuatro y de cuatro a cinco años de familias de extrema pobreza. Aula de talleres, donde se impartieron multitud de talleres desde carpintería, costura, teñido en reserva batik, hasta trabajo en cuero repujado y manicura. Y consultorios médico, odontológico, psicológico y jurídico donde se ha apoyado directamente y con campañas a toda la población. Complementariamente hemos realizado eventos deportivos, culturales y lúdicos de forma continuada. Actualmente estamos reconvirtiendo el centro a un Centro de Acogida para Mujeres Maltratadas por Violencia de Género y Familiar. Todo un reto para la zona pues sería un centro pionero en su temática.

El otro centro se ubica Bolivia en el pueblo de Vilacaya, Potosí. Inició su actividad en el año 2009. Es un centro de acogida para niños huérfanos o abandonados, Centro de Acogida Infantil “Adrián W. Paz”. Debe su nombre a un voluntario matemático belga que luego se ordenó de sacerdote y que dedicó toda su vida al desarrollo de todas las comunidades altiplánicas de la provincia y sus entornos. No es orfanato sino centro de acogida, donde recibimos a los niños a través de la Consejería del Menor de los Municipios y del Juez de Paz.  Nosotros nos encargamos de ellos totalmente una vez ingresan al centro. Es su verdadero hogar donde tienen sus habitaciones, biblioteca-sala de estudios, salón, comedor, cocina y despensa, habitación de la educadora, área de juegos y de huerto. Diariamente van al colegio y nosotros nos encargamos de absolutamente todo su desarrollo, educación, revisiones médicas, odontológicas, en definitiva somos sus padres. En el centro se cuenta con educadoras, trabajadora social, pedagoga y psicóloga, cocinera, lavandera y más personas que nos apoyan el crecimiento integral de los niños. Actualmente lo conforman diecinueve niños y niñas aunque el centro aun tiene capacidad para cinco más, hasta veinticuatro. Cuando acaben el colegio seguiremos con su educación y formación bien sea a través de un oficio, carrera técnica o universitaria. Nuestro objetivo es que salgan lo mejor preparados a la sociedad para que puedan desarrollarse íntegramente en la misma y puedan formar su propia familia en un entorno equilibrado y de buenos valores humanos.

¡Es increíble vuestro trabajo! Ayudáis a mujeres maltratadas, niños sin hogar, familias en zonas muy deprimidas… y además intentáis labrar futuro a los niños durante su adolescencia ayudándoles con los estudios superiores, ¿Cómo una ONG tan pequeña logra tantas victorias?

No tiene mucho misterio. Se aúnan dos cosas importantes, una, la voluntad de ayudar, y la segunda, tiempo de dedicación voluntaria para que eso se haga realidad. Dos aspectos que son necesarios para que las cosas funcionen.

Luego, todo ello, se va retroalimentando positivamente mientras se aprecia cómo las cosas avanzan, que nuestras madres, los niños y las familias van mejorando te anima a seguir y hacer más por todos ellos. Y sobre todo el ver cómo los niños van creciendo y te das cuenta de que esa educación, esos valores que se les han ido inculcando a lo largo de los años, van formando parte de ellos mismos.

Y por supuesto un tercer aspecto muy importante. Un control muy estricto del dinero que recibimos, donde negociamos hasta el último céntimo para que el dinero recaudado llegue casi en su totalidad al destino establecido. Transparencia absoluta en los fondos económicos que manejamos, y control y supervisión estricta en los gastos de cada uno de los centros. Es la única manera de que las cosas funcionen y más siendo pequeños.

Aún es pronto, pero tenemos entendido que no queréis limitaros únicamente a Latinoamérica, sino que queréis ampliar fronteras a países de África ¡vuestra solidaridad no tiene límites! ¿Podéis adelantar en primicia alguna novedad de MADES de aquí a 2018?

Sí, estamos valorando la capacidad y las posibilidades que tenemos para llevar a cabo un nuevo proyecto de gran envergadura, sobre todo por ser en el continente africano y las dificultades que ello entraña.  Pero sí, estamos empezando a desarrollar la idea de ir a uno de los países africanos que más sufrió el ataque del Ébola y construir un Centro de Acogida Infantil para niños huérfanos o abandonados como el que tenemos en Bolivia. Y la razón es muy simple. Tras el ataque sufrido en estos países por el virus del ébola se han quedado miles de niños huérfanos y totalmente desprotegidos. Ojalá podamos hacer realidad este nuevo proyecto, dependerá mucho de la capacidad que tengamos para motivar a que instituciones y nuevas personas se involucren en el proyecto.

¿Cómo conseguís que MADES se financie y seguir adelante con vuestros proyectos?

Sólo nos financiamos a través de donaciones privadas. Bien a través de instituciones, fundaciones que les gusta nuestros proyectos, cómo los gestionamos y los resultados que vamos obteniendo. Pero sobre todo, a través de pequeñas donaciones de muchas personas. Eso es lo más importante porque nos permite que si hay bajas no nos afecte al mantenimiento de los proyectos.

Lo conseguimos principalmente por el boca a boca de nuestros socios, amigos y voluntarios que van difundiendo a otros lo que vamos hacemos. Ellos son quienes mejor conocen nuestras actuaciones y el progreso de las mismas y transmiten un valor añadido de las pequeñas organizaciones, que es la confianza y la cercanía del proyecto en sí. Cualquier persona puede venir a conocer directamente lo que desarrollamos y preguntar cualquier cuestión que sea de su interés.

También participamos en jornadas de voluntariado que hacen sobre todo las universidades y a través de actividades diversas que realizamos tanto deportivas, como eventos y fiestas solidarias, reuniones-conferencias donde exponemos los proyectos, etc.

Sabemos que constantemente os gusta organizar diferentes eventos como fuente para obtener fondos ¡tan importantes a día de hoy para cualquier ONG! Y el próximo 5 de mayo tenéis uno muy especial… ¿podéis contarnos más detalles sobre este evento solidario?

Claro, es nuestro evento principal del mes de mayo; FIESTA PRIMAVERA MADES. Es una fiesta que hacemos todos los años. Esta vez lo realizamos en la sala Boom Room (c/Padre Damián, 23 Edf. Eurobuilding) de Madrid y contará con la actuación de un grupo musical, que de forma voluntaria nos va a deleitar con sus canciones, DAMA MORGANA, y continuará con la actuación altruista de un mago, fuera de serie, que nos hechizará con su representación, Mago JUANJEZ.

 Con la entrada, que son quince euros, se tendrá derecho a una consumición y a un picoteo que se servirá en la primera parte de la actuación del grupo musical. Y todo lo recaudado servirá para financiar nuestros proyectos.

18119132_1392604314134438_1823822861028820960_n

¿Dónde se pueden conseguir las entradas para el evento solidario del 5 de mayo?

De varias maneras:

  1. Directamente a la entrada de la sala el día del evento, éste viernes 05-mayo.
  2. O bien, antes del evento, por transferencia bancaria a nombre de MADES, donde sí pedimos que se ponga claramente el nombre y apellidos de las personas que lo realizan. El número de cuenta es el: ES04-2100-3901-9702-0017-3311 (La Caixa)
  3. Y también si no se puede asistir y te apetece colaborar en alguno de los proyectos tenemos la FILA CERO, a la misma cuenta bancaria: ES04-2100-3901-9702-0017-3311.

¿El dinero que obtengáis a través de este evento a qué causa se destinará?

Lo destinaremos totalmente al proyecto de niños huérfanos o abandonados de Bolivia, al Centro de Acogida Infantil “Adrián W. Paz”

Por último, ¿Dónde podemos encontrar a MADES en las redes y de qué manera se puede colaborar con vosotros?

Estamos transmitiendo diariamente a través de nuestras redes sociales, únete a nosotros y síguenos tanto en;

  1. Web: www.mades.org
  2. Facebook; @MADES.ORG
  3. Twitter: MADES_ONG
  4. Instagram: MADES_ASOCIACION

Ahí mantenemos actualizados los proyectos día a día, las noticias y eventos que realizamos así como las necesidades que vamos buscando para que nos apoyéis. Y ya sabéis que cualquier apoyo suma, siempre estaremos encantados de charlar con todos los interesados y de que te unas a nosotros. Y si quieres hacerte socio, en nuestra web hay un espacio para hacerlo. Es fácil, solo tienes que querer. Nosotros siempre decimos “ayúdanos a ayudar” porque sin unos no hay otros.

Os dejo un reflexión de lo que pienso sobre qué es la felicidad para mí. Es simplemente ver la cara, el agradecimiento de personas que depositan en ti la esperanza de conseguir algo y al final consigues dárselo, en la medida de tus posibilidades y de alguna manera transformas algo que era casi inalcanzable en algo real. Esa sensación de dar sin absolutamente recibir nada a cambio es la felicidad. Simple. Y aun más simple. El hecho de recibir a una persona  que no tiene nada más que lo que lleva puesto, que lo único que te está pidiendo a gritos es que le escuchen y le puedan dar un consejo es algo que llena tanto, te recarga tanto para seguir avanzando, que te das cuenta de lo simple que es encontrarla. Mil gracias.

foto Peru

 

 


  • 0
projectcleanup_27102016

Entrevista a Tamara Martínez, coordinadora del área social en Hoop Perú

“Lamentablemente la pobreza no sólo afecta a Perú y Sudamérica sino que la podemos encontrar también en Madrid y sus alrededores”, afirma Tamara Martínez, coordinadora del área social en la ONG Hoop Perú.

Vuestros inicios se remontan al año 2012, se trata de un recorrido relativamente corto en el que habéis aportado muchas cosas a este mundo, mucho esfuerzo y mucha ayuda, pero ¿cómo han sido vuestros inicios? ¿Cómo surge esta idea?

HOOP fue fundada por una estudiante austriaca y un médico taiwanés que vieron la falta de oportunidades en las comunidades que rodean a la ciudad de Arequipa (la segunda ciudad del país), y la necesidad de educación en los niños. La cuna de los proyectos es la escuela de inglés que fundaron y luego a partir de las demás necesidades detectadas en la zona se ampliaron los programas para incluir desarrollo social y psicología. Ese fue el punto de partida para lo que es hoy HOOP.

En HOOP Perú colaboran muchas personas, pero desde Conciertos Solidarios nos hemos querido acercar a Tamara, una madrileña de Villarejo de Salvanés que no dudó en trasladarse a Perú para ayudar… ¿Cómo fue este cambio?

Estando aquí me he dado cuenta que son más las cosas que nos acercan que las que nos separan. Lamentablemente la pobreza no sólo afecta a Perú y Sudamérica sino que la podemos encontrar también en Madrid y sus alrededores. Específicamente en Arequipa me he encontrado con un grupo de mujeres que desde su realidad tienen muchas ganas de aprender y desarrollarse. El empoderamiento femenino es una parte muy importante para estas mujeres, algo que conseguiremos a través de la educación y que será decisivo para que tengan una mejor calidad de vida.

¿Qué te impulsó a dejar España para vivir en Perú?

Como trabajadora social busqué un lugar donde desarrollar mis conocimientos de manera plena y aquí en Perú puedo hacerlo al trabajar de manera individual y grupal, con el colectivo de madres de los niños que asisten a la escuela de HOOP.

Cuéntanos cómo es tú día a día, desde que te levantas hasta que te acuestas…

Comienzo con un buen desayuno ya que es fundamental estar bien nutrido desde la mañana para estar activa en las horas de trabajo. Aquí hay que tener cuidado con la comida ya que es posible enfermarse muy fácilmente al ser extranjero y estar en contacto con una dieta diferente. Luego parto a la oficina para planificar el día junto a mis practicantes y voluntarias de acuerdo a las consultas que llegan al departamento. Mi labor cotidiana consiste por lo general en ir al hospital local, hacer presentación de proyectos en el ayuntamiento o coordinar actividades con los líderes comunitarios. Las oficinas de la ONG se encuentran en el centro de la ciudad y para ir hasta los suburbios donde trabajamos tomamos una combi que tarda unos 40 minutos en llegar. Generalmente voy acompañada de mi asistente con quien hacemos las visitas domiciliarias, relevamos las necesidades y ofrecemos talleres.

¿Exactamente en qué consiste tu trabajo en HOOP Perú?

Como coordinadora del área social trabajo con las madres de los niños que asisten a nuestra escuela. Desde el departamento desarrollamos un programa de empoderamiento a través de la educación, a partir del cual nos focalizamos en nutrición, desarrollo de cultivos orgánicos para una alimentación autosuficiente, salud femenina, asesoría legal y cuidado personal. Además, este año implementaremos seis campañas médicas en las que buscamos incluir a toda la comunidad. También desarrollé la escuela de padres y madres con el objetivo de mejorar la comunicación familiar, algo que nos preocupa ya que prevenir la violencia familiar es vital en esta realidad. Respecto a los jóvenes impulsamos un club de adolescentes para que logren conocerse y tengan relaciones sociales sanas. Otra preocupación para nosotros es el medio ambiente por lo que el año pasado desarrollé un proyecto para limpiar las áreas comunes de la comunidad que se encuentran llenas de residuos que la gente tira. Para eso comenzamos con la concientización sobre residuos sólidos como arma para combatir el arrojo de basuras en la calle, una práctica lamentablemente muy extendida. Nos encontramos una comunidad poco limpia, sin espacios verdes y por esto desarrollé vínculos con el ayuntamiento y las universidades locales que nos van a apoyar en nuestros proyectos. También, con la ayuda de otro madrileño que ha venido recientemente a hacer un voluntariado con nosotros, desarrollaremos un proyecto de hornos solares, donde enseñaremos a la comunidad con la que trabajamos a utilizar a energías alternativas para cocinar. Además de las visitas domiciliarias, acompaño a las familias en sus trámites con entes públicos como ir a hospitales y abogados para solucionar sus problemas de salud y legales.

Los caminos muchas veces se complican más de la cuenta, ¿Habéis tenido problemas por parte de las Organizaciones gubernamentales?

Para mí fue cuestión de llamar a las puertas correctas y estamos trabajando en las relaciones institucionales ya que nos gustaría ampliar nuestra ayuda y para eso necesitamos de las conexiones con esas instituciones.

Vuestra labor se desarrolla en Perú, ¿tenéis pensado abrir vuestras fronteras y dar cobertura en algún otro lugar?

De momento estamos muy centrados consolidando los proyectos en Perú e intentando ampliar horizontes dentro de la comunidad en la que trabajamos. Asimismo, nuestros fondos son limitados por lo que estamos concentrados en Arequipa y sus dificultades de desarrollo.

En vuestra página web tenéis un apartado para que muchos posibles voluntarios contacten con vosotros y se unan a la causa ¿Cómo funciona este apartado? ¿Deben hacer algo especial o simplemente tener un corazón enorme y unas ganas aún mayores?

En HOOP tenemos dos tipos de voluntarios: unos que dan clases inglés y asisten a los niños con las tareas de la escuela pública y otros se incorporan para asistir en las tareas de oficina. Vienen todos con muchas ganas de ayudar y a la vez aprender de la comunidad. También tenemos posiciones para hacer prácticas en el área social en la que se incluirá a profesionales que quieran apoyar también en el proyecto de medio ambiente. Además, necesitamos personas que deseen asistir en el área de comunicación y de recaudación de fondos ya que son vitales para nuestro crecimiento. También el equipo de psicólogos suma a su equipo a estudiantes de universidades locales con las que tenemos convenios.

Conseguir que una Asociación como la vuestra se mantenga en el tiempo es algo laborioso y costoso ¿Conseguís algún tipo de financiación por parte del estado o tenéis que conseguirlo por otros medios?

Justamente ese es el trabajo del área de comunicación y desarrollo desde el cual se planifican diversas acciones para recaudar fondos. HOOP no recibe dinero del gobierno, pero sí de representaciones diplomáticas en el Perú como la embajada de Austria y su par de Taiwán. También aplicamos a distintos fondos para el desarrollo aquí en Arequipa y una parte importante la hacemos con la ayuda de los voluntarios quienes no sólo ayudan en los eventos de recaudación locales, sino que una vez que vuelven a sus países organizan distintas actividades para ayudarnos. Esas acciones pueden ser algo tan simple como una venta de waffles en un colegio hasta una doble maratón. ¡Tenemos la suerte de estar siempre en contacto con quienes fueron parte de HOOP y siguen con ganas de ayudarnos!

Desde HOOP Perú lucháis por una educación digna ¿Habéis notado algún cambio entre la sociedad de Arequipa (menos violencia, más emprendimiento…)?

Hemos notado que a partir de la participación en nuestros programas los jóvenes tienen otros sueños y sus madres tienen nuevas inquietudes. El empoderamiento femenino es algo que camina despacio por ser una comunidad en vías de desarrollo, pero tenemos la esperanza de que trabajando poco a poco podemos llegar a ampliar horizontes y crear personas más felices y completas. Creemos que ser feliz parte sin duda de la educación.

¿Cómo conocisteis a la Asociación Conciertos Solidarios y qué opináis de ella?

La conocí en España a través de la maravillosa labor que hacen y su impacto a través de las redes sociales y los medios de comunicación. Lograron mezclar una labor cultural con el sostén de organizaciones que realmente necesitan de su ayuda. Por eso en HOOP también tenemos grandes expectativas de ser alcanzados por su ayuda una vez que puedan hacerlo con organizaciones del exterior.

hoop-peru

Tamara Martínez, en su trabajo diario en HOOP PERÚ