Entrevista a Alima Ngoutane, presidenta de Mirando por África

  • 0
img_20161025_wa0013

Entrevista a Alima Ngoutane, presidenta de Mirando por África

“Las mujeres africanas somos fuertes y valientes. Juntas podemos cambiar la mirada de terror  que casi todo el continente africano tiene hoy en día sobre la discapacidad intelectual”. Alima Ngoutane, presidenta de la Asociación Mirando por África, nos relata los secretos sobre la situación de los niños que padecen alguna discapacidad física o intelectual en Camerún.

En Camerún, el país donde naciste, las personas con disminuciones tanto físicas como psicológicas son consideradas obras de la brujería o un castigo divino, y son apartadas del resto de la población. ¿Qué se te pasó por la cabeza en el momento en el que te dieron la noticia de que Lamina, tu hija mayor, padecía autismo severo?

Los niños con discapacidad intelectual son considerados como castigo divino, como serpientes y están rechazados por la sociedad en Camerún. Cuando la pediatra me dijo que tenía que abandonar el hospital porque no había nada que hacer por mi niña, quien tenía un grave problema cerebral, mi mundo se vino abajo. Cogí a mi hija entre mis brazos, y le llevé a casa entre lágrimas y dolor.

En un continente como África, donde tú misma dices que no existe ni personal, ni estructuras, ni formación suficiente para estos casos. ¿Cómo te enteras de que tu hija padece esta enfermedad?  

La pediatra nos comunicó que ya no podría seguir ingresada después de más de un mes de tratamiento. Además, nos dijo que teníamos que buscar otras alternativas medicinales, ya que no hay ninguna información veraz sobre la diversidad funcional, y en África están considerados como locos.

Sabías que intentar llegar a España desde África era un riesgo demasiado grande, y aun así lo hiciste, ¡eres muy valiente! ¿Fue una decisión premeditada o simplemente la situación que vivías más un halo de esperanza te incitó a lanzarte al mar?

Lo que te puedo decir es que una madre con un bebé enfermo, sin diagnóstico y sin esperanza, hubiera tomado la misma decisión. No pensé que cruzar el desierto o el mar era mi sentencia de vida o la muerte. No podría perdonarme verle crecer sin hacer nada por reparar el daño que le había hecho, supuestamente, por haberme enamorado de un cristiano, pues soy musulmana.

Tú fuiste la primera de la familia en llegar a España ¿Cómo conseguiste reunir a toda tu familia en lo que es ahora tu nuevo hogar?

Mi marido vivía en Austria, y decidimos traer a Lamina. Obviamente teníamos que estar juntos, y vino a España. Inmediatamente, empezamos a hacer los papeles, además de ahorrar dinero, con el fin de poder traer a nuestra pequeña.

IMG-20161025-WA0013


Lamina fue la última en llegar, tan solo hace seis años. ¿Cómo era su vida allí durante tantos años separadas?

Era feliz dentro de lo que cabe. Aunque nunca recibió tratamiento ni atención temprana porque no hay educación especial en mi país por falta de conocimiento y medios,  mi familia le sacaba a todas partes sin miedo a los insultos o al rechazo del barrio.

Desde que has llegado a España llevas entre manos la Asociación Mirando por África. ¿Cómo surge esta idea? ¿Has tenido muchas dificultades para desarrollar esta idea? Cuéntanos un poco acerca de tu proyecto.

Sí, el proyecto Mirando por África (niños con discapacidad intelectual) es una promesa que me hice a mí misma, y a Dios, ya que si él me ayudaba a cruzar el desierto y el mar iba a desarrollar dicho proyecto para defender el derecho a una vida y educación dignas de las personas que tienen unas necesidades especiales en Camerún.

Tu sueño es que Lamina sea una deportista de alcance internacional, pero al no poseer los papeles, te están poniendo algún que otro impedimento. ¿Cómo se encuentra ella ante este sueño?

Cada vez que yo hablo de esto, me saltan las lágrimas. Me siento impotente porque lleva más de seis años en España, y aún no tiene papeles. Como todos sabéis, sin papeles, un extranjero no tiene derecho a nada. Si Lamina tuviera los papeles, sería hoy una profesional internacional; camerunesa de paraolímpico porque es una niña muy competitiva no se rinde ante nada.

Me siento muy mal, ya que no puedes acceder a nada, como por ejemplo son las terapias ocupacionales, con animales o en la piscina. No puede realizar actividades extraescolares para poder seguir desarrollando su sueño de ser deportista. Con los papeles tendría la ayuda correspondiente para cubrir todas sus necesidades.

Si tuvieras que mandar un mensaje a todas las familias africanas que se encuentran o se han encontrado en la misma situación que tú ¿Qué les dirías?

Les diría que las mujeres africanas somos fuertes y valientes. Juntas podemos cambiar la mirada de  terror  que casi  todo el continente africano tiene hoy en día sobre la discapacidad intelectual. El abandono de los maridos por hombría debería hacernos más fuerte por nuestros hijos, y decir aquí mi niño es un niño como los demás, tiene derecho a estudiar como los demás y tener una infancia feliz. Ningún niño debe ser encerrado por vergüenza o por prejuicios del pueblo.

¿Qué sabes de la Asociación Conciertos Solidarios?

Conciertos Solidarios es una organización que hace una labor increíble, ayudando a los más necesitados. También ayuda a miles de asociaciones a salir a flote como la nuestra. Son gente increíble y con el corazón que no les cabe en el pecho. ¡Gracias a ellos estamos aquí hoy!
IMG-20161025-WA0014

La Asociación Conciertos Solidarios organiza un Concierto Solidario a favor de Mirando por África en Leganés (Madrid) el próximo 4 de noviembre de 2016. Las entradas ya estan a la venta asi que ¡colabora!

Para poder haceros con vuestra entrada, tan solo debéis hacer click en el siguiente enlace: Concierto Solidario “Mirando por África”

 


Leave a Reply